martes, 6 de septiembre de 2016

Lemonade

Contra toda superstición, el amarillo es un color que me encanta, y de hecho ya habéis visto varios de mis looks con este color en casi cualquier temporada del año. Este vestido reune varios detalles como los hombros al aire y el volante en la zona del pecho que, bajo mi punto de vista, lo hacen perfecto para estos días de calor. El punto de color lo dejo en las sandalias y mi nuevo labial de Nyx que tiene un tono precioso. En cuanto a los complementos, como no podía ser de otra manera, las piñas fueron mis elegidas tanto en el bolso como en los pendientes. Espero que os guste el look. Os dejo con las fotos, gracias por vuestros comentarios

Against superstition, yellow is a color that I love, and already have seen several of my looks with this color in almost any season. This dress brings together various details such as bare shoulders and steering wheel in the chest area that, in my view, make it perfect for these hot days. The color point leave it in sandals and my new lipstick Nyx which has a lovely tone. As for supplements, how could it be otherwise, pineapples were chosen both my purse and earrings. I hope you like the look. I leave you with the photos, thanks for your comments

















PHOTOS  by  Natalia Pallarés

Vestido / Dress: Shein 
Sandalias / Sandals: Zara   Bolso / Bag: Primark (old)
Pendientes / Earrings: H&M

2 comentarios:

  1. ¡Qué bien te sienta el amarillo! Y ese bolso... me gusta muchísimo.
    Un beso,
    Patricia

    ResponderEliminar